Atlántico: La iglesia de Navia quedará sin terminar

La Xunta rechaza el derribo del Barrio do Cura para urbanizarlo

La comisión de Patrimonio de la Xunta informa negativamente la demolición e insta al Concello a realizar un plan específico que alargará el proceso. 100 millones sin invertir

El proyecto Barrio do Cura acaba de sufrir la que será probablemente su definitiva sentencia de muerte tras la decisión de la comisión territorial de Patrimonio de la Consellería de Cultura de dictaminar negativamente la propuesta de demolición planteada por la promotora Karpin SL.

Según pudo conocer este diario, finalmente los técnicos que integran esta comisión -de la Xunta, y también municipales- decidieron rechazar el derribo, que permitiría iniciar la operación urbanística, y optaron por dirigirse al Concello para que con la máxima urgencia inicie la tramitación de un planeamiento de desarrollo de la zona de actuación Barrio do Cura que indique el estado de las edificaciones existentes en el interior. Este plan especial, así llamado, incluiría además una especificación de la demolición.
Para la comisión de Patrimonio de la Xunta, que el Barrio do Cura lleve diez años de tramitaciones varias, y que ya cuente con el Plan de Urbanismo y el respaldo del Plan de Reforma Interior del Casco Vello desde 2007 así como un estudio de evaluación ambiental de la Consellería de Medio Ambiente no resulta suficiente y exige otro plan exhaustivo y específico del área. Los técnicos consideran que se trata de la decisión correcta por estar el Barrio do Cura en un Bien de Interés Cultural como el casco antiguo vigués. Así, exigen que esta nueva documentación incluya una explicación del estado de las edificaciones y su situación, entre otros extremos. Todo ello, incluso aplicando un procedimiento de urgencia, llevaría a varios años de tramitaciones, documentos y aprobaciones. Suficiente para liquidar un proyecto cuya financiación corre peligro, según reconocía hace unas semanas en Karpin SL.
La decisión tomada por la comisión de Patrimonio de la Xunta no es definitiva, pero sería impensable que la Dirección Xeral de Cultura se pronunciara en contra de un informe técnico. Impensable.
En estas circunstancias, Vigo seguirá con una parte de su centro urbano convertido en una ruina, en tanto que el plan, que en marzo de 2010 recibió la aprobación entusiasta del alcalde, parece condenado. Fuentes de la promotora ya advirtieron su sorpresa cuando Urbanismo de Vigo decidió el último día hábil remitir toda la documentación a la Xunta en lugar de dar permiso de demolición. Fue el pasado mes de abril, y desde entonces Barrio do Cura ha seguido degradándose, con incendios en el antiguo asilo, convertido en ‘albergue’ para ‘sin techo’.

UNAS 300 VIVIENDAS

El plan de Karpin contemplaba la construcción de hasta 300 viviendas en la zona (de ellas 120 de protección) y convertir el entorno, hoy vacío y muy degradado, en un lugar de paseo y residencial, ampliando cuatro veces la superficie del mirador del Paseo de Alfonso.
El monto de la operación se estimaba en unos 100 millones de euros y Karpin había conseguido financiación de al menos dos entidades financieras, aunque siempre con la garantía de que el proyecto se pusiera en marcha a lo largo de 2011. Pese al teórico apoyo municipal, ya no será así.

La iglesia de Navia se quedará sin terminar

Una víctima colateral de la decisión de Patrimonio de la Xunta será la iglesia de Navia, que se quedará sin terminar. La fachada del antiguo asilo iba a ser trasladada al polígono y de hecho ya están numeradas las piedras. No obstante, arquitectos y el grupo Verdes de Vigo presentaron en Patrimonio un escrito en contra del derribo de la residencia y su iglesia de estilo neogótico, obra de Manuel Felipe Quintana Ochaíta que no está catalogada. Esta iniciativa también prospera: tendrá que incluirse en el nuevo plan exigido por la Xunta.

Ver noticia original en Atlántico Diario

Cultura y Educación, Infraestructuras, Noticias , ,