El falso corralito de NCG en el PAU

Estos dos últimos días algún simpático ocioso y con recursos ha estado introduciendo unas cartas en nuestro buzones en nombre de NovaCaixaGalicia. En unos buzones iba la carta tal cual, plegada, y en algunos edificios se han molestado incluso en pegarlos en portales o ascensores.

La carta en cuestión es la siguiente Carta ncg 6/7/11

Si ya estábamos acostumbrados a desconfiar del spam que nos llega por correo electrónico, ahora tenemos también que desconfiar de las cartas o misivas que alguien se molesta en distribuir alegremente por los barrios.

Puestos en contacto con un interventor de una oficina de NovaCaixaGalicia me confirmó que esta carta es falsa, algo que era evidente tras su lectura, que la central ha emitido una circular interna a sus empleados esta misma mañana notificando este incidente y que el asunto está plenamente localizado en nuestro barrio de Navia, donde parece que llevan unos días repartiéndose. No nos pudo detallar si se estaban llevando a cabo investigación pero sí parece que esté denunciado el tema y que se considera un delito en varios aspectos, desde el uso de la marca comercial, la usurpación de identidad tanto de la empresa como de la persona del presidente de la entidad, como el contenido mismo de la carta que puede crear una cierta alarma, y de hecho así ha sido, en parte de los clientes de esta entidad.

Analizando el contenido la verdad es que desde el primer momento todo te hace sospechar, aunque salvando el objetivo de “asustar” a los clientes, no parece haber otra finalidad en el mismo, pues muy informativo no parece.

La primera característica de esta carta es que no viene ensobrada ni dirigida a ninguna persona en concreto, sino que inicia su texto con un “Estimados clientes:”. Lo primero que piensas es que una carta buzoneada sin destinatario no puede ir dirigida a “clientes” sino, en todo caso, a “vecinos” en general ya que en principio deberían desconocer, por el anonimato de muchos buzones, si el titular del mismo es o no cliente. Y entonces también piensas que si es una correspondencia a sus clientes o vecinos, no parece que no introducir la hoja en un sobre pueda ser una buena presentación.

De todos modos, la lees con normalidad, salvando algunas frases, hasta que llegas a las medidas que supuestamente tomarían desde novacaixagalicia y que se destacan de la siguiente manera:

“[…] Por este motivo e coa idea de continuar mantendo a nosa solvencia, NCG Banco comezará a aplicar una serie de medidas que afectarán os nosos clientes. Entre elas as máis salientables serán:
– Desde o 11 de Xullo de 2011 as retiradas en efectivo de caixeiros automáticos veránse limitadas a 100 euros semanais.
Subida dos xuros e dos tipos de interese un 0,3% en hipotecas e préstamos despois do 1 de Setembro.
Subida do 0,3% no recargo por operacións de tarxetas bancarias e através de banca electrónica.[…]”

La primera de todas es que por supuesto no pueden limitar unilateralmente las disposiciones semanales, que es la que más puede afectar a quienes tengan sus fondos en dicha entidad, pero desde luego mucho menos subir unilateralmente los tipos de interés ya que están regulados por los contratos vigentes en cada caso. Y, en todo caso, si es una carta destinada a clientes o potenciales clientes, no parece que sea la mejor forma de publicitarse ni de hacer amigos, así que … ¿Cuál es la finalidad?

Otra cosa que te llama la atención es que la firme el propio presidente, D. Jose María Castellano, supuesto firmante de la carta, en el segundo párrafo se describa como un capitán:

“Un novo consello de administración, capitaneado por José María Castellano atraerá para a nova entidade bancaria un número suficiente de capitais para asegurar a nosa solvencia e proxectos de futuro.”

Digo yo que si lo firma él no se incluiría de esa forma en esa frase como una tercera persona.

Finalmente ya te fijas en los detalles y es cuando ves que el logotipo está en gris y no en color verde y azul que es el color corporativo, que además está poco definido, o sea, más bien de un diseño o imagen mal escaneado que de un logotipo de una comunicación formal.

Dejando el tema de algunas faltas de ortografía y la mezcla en algunos puntos de gallego y castellano, al final la carta se queda en una absurda broma sin sentido que seguro que a más de uno le ha hecho perder un rato en su oficina yendo a reclamar algo que por derecho le pertenece y que en ningún momento se le ha quitado.

Lo siento por la empresa o lugar de trabajo donde se hayan hecho las impresiones y copias, que por cierto la impresora deja una pequeña banda en la parte derecha del folio, así que podría ser fácilmente localizable, por el dinero que se haya podido tirar en distribuir este falso comunicado a nuestros vecinos y os invito a que cuando volváis a ver cosas de este estilo o abusos, o engaños o posibles estafas, lo pongáis en conocimiento de vecinos y webs informativas como ésta para poder facilitar a los demás estar al tanto de este tipo de actividades.

Noticias , , , , ,