Crónica-Opinión de la manifestación de ayer del Colegio Alfonso R. Castelao

Manifestación a su paso por la rotonda VG-20

Manifestación a su paso por la rotonda VG-20. Foto: ANPA

Desde la ANPA nos llega esta crónica que compartimos con vosotros, tras ella una “pequeña” reflexión personal para intentar que los vecinos os involucréis más en las movilizaciones del barrio:

El pasado miércoles a las 18:30, tal y como se tenía previsto, salió la manifestación realizada por el barrio de Navia solicitando una vez más un patio cubierto y la ampliación del único colegio público de Navia (CEIP Alfonso R.Castelao).

Acudieron alrededor de 500 personas, en vista de la población de Navia con niños y niñas en edad escolar la afluencia podría haber sido mayor, pero a lo hora de organizar
este tipo de acontecimientos es lo que tiene. De todas formas aquellos que sí estuvimos lo hicimos muy bien, pues a pesar del largo recorrido elegido en esta ocasión, para que todo el barrio estuviese enterado de la situación, y del día de calor que hacía, la manifestación estuvo animada a ritmo de silbatos, trompetas, panderetas, y todo aquello que pudiese generar ruido, desde principio a fin. Además de las peticiones realizadas al unísono ( xunta-concello no cole non collemos, nenos pechados cando o chan está mollado, Navia medra e a Xunta non se entera, patio cuberto xa, a mellor inversión é a educación….etc.) con la intención de que lleguen a oídos de a quienes les competen estas cuestiones y que por incompetencia, dejadez, o las dos cosas, no previeron en el barrio de Navia.

La manifestación acabó en la rotonda de la VG-20, dando un par de vueltas, nos consta que a esas horas había afluencia de tráfico, logrando retención de coches hasta matamá y rotonda de citroen. Los niños y niñas, que aguantaron muy bien y reclamaron sus derechos a lo largo de toda la manifestación cargados de globos, pusieron fin a la misma soltando los globos que llevaban.

Parece que algo de ruido hicimos ya que logramos salir en prensa: Faro de Vigo y Voz de Galicia, televisión: Localia y Televigo, y en Radio Voz.

Lo que pretendemos con estas acciones es que hagan caso a nuestras justas solicitudes de mejora, insistimos una vez más, del único colegio público del barrio y conseguir aquellos compromisos que en estos momentos de elecciones todos se preocupan de llenarse la boca a hablar de Navia, pero que después de más de 6 meses de reuniones y escritos seguimos como al principio sin ningún compromiso en firme.
En definitiva lo que queremos es que desde el Concello se ceda los terrenos a la Xunta y que la Xunta presente un proyecto con plazos y compromiso. Así que tal y como
reivindicábamos el miércoles: “Concello->terreos+ Xunta->mans a obra = O COLE MELLORA”.

GRACIAS A TOD@S LOS QUE APOYÁSTEIS LA CONVOCATORIA PARA LOGRAR CONSEGUIR UN COLEGIO DIGNO PARA LOS NIÑOS PRESENTES Y FUTUROS ALUMN@S DEL COLE.

Paso de la manifestación por Teixugueiras

Paso de la manifestación por Teixugueiras. Foto: Osoby


A la vista de esta crónica el que os la traslada hace una reflexión personal: ¿500 personas? Creo que son pocos. Es más, me temo que sean los padres y alumnos del mismo colegio unidos a una minoría de vecinos.

Podemos concluir que muchos, como es mi caso, no podemos asistir, a pesar de que lo haríamos con toda seguridad, porque un día de diario a las 18:30 de la tarde nos encontramos en nuestro puesto de trabajo y nos resulta imposible, o muy complicado abandonarlo para unirnos a la movilización. Otros, aunque no estén trabajando, es posible que a esas mismas horas estén de camino trayendo a sus hijos de otros colegios repartidos por la ciudad. No olvidemos que muchos de nosotros hemos llegado a Navia teniendo escolarizados a nuestros hijos en centros alejados de Navia y seguimos trayendo y llevando cada día o bien los recogen en el bus a sus centros repartidos por todo Vigo. Una de las primeras conclusiones es que quizás un cambio de hora y día podría ayudar a que más gente participara de la movilización, no obstante podría ocurrir que al contrario, algunos padres y alumnos que en ese momento estaban allí al haber salido del colegio un rato antes no puedan asistir, por tanto no podremos echar la culpa de la fecha y hora a los convocantes, que son los primeros perjudicados y, por tanto, quienes mejor saben su disponibilidad para asistir a este tipo de movilizaciones.

Sin embargo, quisiera conocer el ambiente del barrio en ese momento… porque entiendo que debería estar vacío… entiendo que la gente debería haberse unido a la manifestación y luchar por algo que es el futuro de la mayor parte del barrio.

Los jóvenes, esos que hoy no se involucran tanto en este tipo de reivindicaciones, porque quizás las ven lejos, deberían pensar un poco más en su futuro. Este barrio ha pasado de “0″ a “10.000″ (es una expresión, no pretende ser un censo real) en poco más de 5 años… y seguimos teniendo el mismo colegio, que se muestra insuficiente. Es posible que en otros 5-10 años no se consigan nuevos colegios sino una pequeña ampliación de éste y algunos servicios extras, lo que se reivindica hoy en día y que, sin embargo, las administraciones no prevén dotar hasta al menos dentro de 2 o 3 años. Para cuando vosotros, jóvenes por debajo de los 30 que hoy sólo pensáis en salir los fines de semana, en tener una vida acomodada y en disfrutar del día queráis dar un paso más y traer nueva familia al barrio es posible que os encontréis que tendréis que hacer esfuerzos para escolarizar a vuestros hijos en algún sitio mínimamente próximo, porque habrá cientos de niños para un único centro (y los demás que nos rodean). Es por eso que debéis ir planteando que las hipotecas que hay que pagar día a día no son sólo las del piso, sino las de los compromisos con las próximas generaciones, con el dotar a nuestro barrio de servicios e infraestructuras, y que cada persona cuenta y vosotros tenéis que contar.

Al fin y al cabo, los padres actuales que tienen a sus hijos escolarizados y que son la mayoría de los manifestantes tienen casi resuelto el problema al tener a sus hijos escolarizados, un poco en precario pero nada que no solventen con los esfuerzos que correctamente están dirigiendo con empeño y constancia para adquirir los compromisos. El problema viene con las grandes inversiones, los planeamientos esos a medio y largo plazo que precisan un esfuerzo por parte de los políticos y administraciones… de esa gama de esfuerzos que sólo se consiguen por la vía del compromiso del vecindario. Esos que sólo se obtienen demostrando que hay un alto potencial de demanda de servicios educativos para hoy, para mañana y para los años venideros. Vecinos, jóvenes que aún no tenéis hijos, creedme, es una apuesta segura para vuestro futuro y el de vuestros hijos, incluso aunque hoy no penséis en ellos. Hoy tenéis la opción de pedir que se prepare el barrio para lo que esté por venir, sean muchos o pocos niños, pero con una población como ésta la demanda estará asegurada, y cuanto más se esfuercen las administraciones en dotar de instalaciones educativas el barrio menos tendréis que luchar en el futuro para escolarizar a vuestros hijos.

Al fin y al cabo, llegado el momento, si no habéis luchado por lo que nos corresponde, no servirá de nada, pues los vecinos que ya llevan años en el barrio ya nos han dejado claro que desde hace un lustro ellos ya veían venir lo que hoy aún se reclama… y no va a llegar con que amplien un poco el colegio o lo equipen mejor… debemos conseguir que haya un compromiso firme de que el PAU se vaya desarrollando en paralelo con su crecimiento y en el caso de servicios públicos, éstos deben irse activando a medida que el barrio va creciendo.
Algunos de nosotros, muchos, como he dicho, tenemos a nuestros hijos escolarizados, y hemos hecho ya nuestro programa de desplazamientos, horarios, etc, para solucionar nuestros problemas actuales, pero siguen siendo insuficientes y este barrio tiene más gente y más habitantes de los que salen a la calle en cada movilización.

Sé que es difícil abandonar el sofá y la TV y salir a caminar unos cientos de metros entre una multitud ruidosa durante una hora, pero creedme, más molesto será tener que patear durante días visitando colegios, buscando cómo compaginar horarios y subiendo al final a los chavales a un bus a las 8 de la mañana para que recorran medio Vigo para llegar a su colegio.

A los comerciantes del barrio, aunque sé que colaboran con la organización de estas actividades, igual en algún momento estaría bien que se diera un paso más en el sentido de conseguir un día poder cerrar las puertas 15 minutos todos a la vez, o apagar las luces, o que un día el barrio podamos hacer una reivindicación general mediante carteles en ventanas, escaparates y espacios visibles. Pero en todo caso, cuando se convoquen este tipo de movilizaciones, que benefician a todos, poner algo más de énfasis, los carteles en los sitios más visibles, sacar el tema de conversación, recordar a la gente el día y hora, o proporcionar al ANPA recursos que puedan aprovechar para hacer más llamativas sus reivindicaciones.

A los miembros del ANPA del colegio también les pido considerar la opción de movilizar al barrio un sábado por la tarde o domingo por la mañana o un festivo, u organizar algo que permita ver si el resto del barrio se compromete en este proyecto de seguir recordando que educativamente estamos abandonados y que hay cosas más urgentes y otras menos urgentes, pero que no podemos quedarnos con los brazos cruzados y debemos exigir que este barrio donde potencialmente viviremos más de 20.000 personas tenga un único colegio público en su proximidad. Claro que hay otros centros próximos, públicos y concertados, pero aún con todos ellos la disponibilidad de plazas escolares sigue siendo ridícula.

Cultura y Educación, Eventos, Merece solución , , , ,