Atlántico: Un sueño, hacer reír en “Luar”

Noticia sobre la actividad de los vecinos alumnos de la ESAD…

El programa televisivo hizo ayer un cásting en las intalaciones de la Escola de Arte Dramático

El objetivo: llegar a ser humorista en el programa de la TVG “Luar”, hacer reír a la gente y conseguir la popularidad. Estas son algunas de las motivaciones que animaron ayer a un grupo de vigueses sin miedo escénico a presentarse al cásting que se organizó en la Escola Superior de Arte Dramático, en Navia. “Buscamos nuevas parejas de cómicos sin un perfil especial, aunque teniendo en cuenta el público del programa y que debe ser en gallego”, afirmó Xosé Vidal, director del cásting, que recorrerá con su equipo ocho localizaciones para descubrir nuevas promesas del humor.

Los aspirantes fueron llegando a la puerta P-6 del segundo sótano. Tímidos y sin poder disimular los nervios, entre los primeros debutantes dominaba el género masculino, “tienen menos sentido del ridículo”, apuntaron entre los presentes. Rompieron el hielo Martín Souto, de 30 años, y Rubén Rodríguez, de 21, ambos estudiantes de la Escola anfitriona y que veían en la prueba una salida profesional: “No es la primera a la que me presento, así que estoy bastante tranquilo”. Souto, al igual que su compañero, iba vestido de mosca y su propuesta consistía en un espectáculo gestual, pues “no hay mucho en Galicia”.
La otra mosca, Rodríguez, espera tener éxito ya que “es un humor para todos los públicos; la gracia está en el gesto, pero se puede incorporar texto”.
El show, con el que ganaron el premio Marta Sieiro, requería de un gran excremento, elaborado artesanalmente por los protagonista.
Alberto Calvo, vigués de 30 años, esperaba pacientemente su turno acompañado por una amiga. “Soy electricista, pero ahora la cosa está complicada y hay que buscar otras salidas. Para Calvo, su fuerte son los monólogos. “Traje preparados unos chistes y a ver qué pasa; creo que hay posibilidades porque mis amigos me consideran gracioso”.
El más joven de todos, con 19 años, y quizas el más nervioso, José Ramón Rial se acercó a la sala con un monólogo escrito en varios folios. “Siempre me ha gustado hacer reír y esta es una buena oportunidad para intentarlo”. Estudiante de Económicas, acaba de finalizar Finanzas.

Ver noticia original en Atlántico Diario

Cultura y Educación, Eventos, Noticias , , ,