Atlántico: Entrevista Concejala Educación

Publica hoy en Diario Atlántico una entrevista-despedida de la Concejala de Educación del Concello de Vigo en la que se lamenta de no haber podido conseguir llevar adelante algunas infraestructuras en nuestro barrio, Colegio y Biblioteca entre otros…

Titular: “mis relaciones con el alcalde fueron mínimas, sabía hace tiempo que iba a prescindir de mí”
LAURA LÓPEZ ATRIO, Concejala de Educación del Concello de Vigo

Leal y prudente hasta el final, costó que la concejala de Educación Laura López Atrio, que no será candidata para las próximas elecciones, accediera a analizar los motivos por los que el alcalde Abel Caballero decidió prescindir de ella (relegándola a un lugar inelegible de la lista). Deja tras de sí una probada independencia de criterios además del reconocimiento de los colectivos que la tuvieron por eficiente gestora, e incluso el respeto de la oposición y los funcionarios de Educación, a los que ella elogia.

“A la hora de formar una lista es evidente que poco importa si el trabajo realizado por el concejal merece ser reconocido por su calidad, su dedicación y sus aciertos”. Esto afirma cuando se le pregunta por las listas del PSOE.

¿Está decepcionada?
No, en absoluto. Mis objetivos eran la mejora de la enseñanza pública en todo aquello que dependiese del ayuntamiento, conseguir el máximo rendimiento de las inversiones que se pudiesen llevar a cabo en los centros y en los programas educativos, seguir las directrices de un ideario socialdemócrata en educación y buscar el bien común por encima de los intereses particulares y partidistas. Sabía desde hace tiempo que iba a prescindir de mí, pero este conocimiento no me ha impedido seguir trabajando con toda la ilusión. El equipo de funcionarios, profesorado y padres, con los que he tenido la suerte de compartir el trabajo durante estos cuatro años, ha hecho posible que me sintiera arropada y con ganas de hacer más y más cosas, puesto que en todo momento estuvieron a mi lado para llevar los proyectos adelante.

¿Cómo fueron las relaciones con el alcalde?
Han sido mínimas. También he sido la única concejala de la corporación que no ha recibido retribución económica por el trabajo realizado. Tengo que decir que dentro de los exiguos márgenes (recursos económicos) que se han puesto a mi disposición, he gestionado la concejalía tomando las decisiones que, según mi criterio y conocimientos profesionales, consideré adecuadas.

¿Cuál es su balance: de qué se siente satisfecha y qué le quedó por hacer o conseguir?
Desde el principio de la gestión nos hemos propuesto conocer la situación real de las infraestructuras de los sesenta y cuatro centros públicos de infantil y primaria de la ciudad. Hicimos un estudio detallado de las necesidades de cada uno para atender en orden de prioridad según los medios disponibles, informando al mismo tiempo a la Consellería de Educación, máxima responsable, y a los propios centros de su estado. Me siento satisfecha de haber hecho lo que se podía teniendo en cuenta los medios económicos de que disponíamos. Si dispusiese de cuatro millones de euros al año, creo que los centros educativos públicos se verían modernizados y serían ejemplo para toda Galicia.

Le queda la espina de Navia.
Quedó por hacer un proyecto educativo para Navia, con un colegio de cuatro lineas, una escuela infantil de tres líneas; una biblioteca y una ludoteca en cada barrio de Vigo. También queda pendiente la Escuela Municipal de Música y Artes Escénicas en la estructura abandonada al lado de Colegio Fleming, cuyo proyecto, ya elaborado, queda en la Concejalía de Educación. Construccción de nuevas escuelas infantiles ya programadas, el salón de usos múltiples sito en la rotonda de Alcampo en Coia, debajo del colegio Illas Cies, restauración y conversión del colegio Vicente Risco y, como propuesta conflictiva, un colegio público en el edificio de la Gota de Leche.

Su idea de vertebrar Vigo como ciudad educadora presenta varios componentes sociológicos y políticos que no se pueden desarrollar solo desde una concejalía, sino que requieren una extensión y una sensibilidad mayor en el resto de la corporación municipal.
Me he encontrado con la dificultad de hacer entender a todos los políticos locales la importancia de priorizar las necesidades desde una visión de ciudad educadora. Para muestra significativa el caso del Polígono de Navia donde se alteró la planificación urbanística, destinando a otros usos los terrenos previstos para servicios educativos. Mi tajante oposición a admitir la decisión de privar a toda Navia de solares para centros de educación, ha sido el origen de mi marginación en el gobierno municipal.

¿Qué planes tiene ahora?
Retomaré mi doctorado, que ha quedado interrumpido por mi dedicación plena al servicio de la ciudadanía de Vigo.

Ver noticia original en Atlántico Diario

Cultura y Educación, Infraestructuras, Merece solución, Noticias, Servicios Públicos , , ,