Algunos proyectos comerciales de la zona siguen en suspenso

Publica hoy una interesante noticia Atlántico Diario en la que nos recuerda que, si no fuera por la crisis, tendríamos a unos cientos de metros algunos de los comercios más solicitados. Proyectos en suspenso actualmente, hasta que la demanda comercial vuelva a crecer…

El Corte Inglés, Ikea o Leroy Merlín, otros planes frustrados

El alcalde insistió en el desarrollo comercial de vigo, pero ninguno de los planes que anunció han cuajado

Al iniciarse el mandato y en los meses siguientes se anunció un despliegue comercial sin precedentes en Vigo con la implantación de grandes centros. Finalmente, no se cumplió ninguno, salvo el parque del Meixoeiro, con Decathlon y otras firmas, que ya estaba en marcha.

El Corte Inglés había previsto un segundo centro en la ciudad, en Alcabre, y desistió -o en sus término, se suspendió sin fecha- mientras no se supere la crisis y se mantenga la ordenación urbanística actual, modificada por el gobierno de Abel Caballero cuando sometió a aprobación el actual Plan de Urbanismo (PGOM). Con esta planificación, que amplió la vivienda protegida en el ámbito e incluyó cargas urbanísticas -entre ellas, un túnel entre la avenida de Europa y Coia- los promotores de la ordenación consideran que resulta inviable. El alcalde todavía aseguró en mayo de 2010 que El Corte Inglés seguiría adelante, pero no es así, como reconoció un portavoz de la firma, que insistió en que el proyecto sí está encima de la mesa, pero a la espera de que las condiciones mejoren. La idea que maneja desde hace al menos seis años El Corte Inglés es conocida: un hipercor o un complejo comercial de la firma en unos terrenos seleccionados en Alcabre (el denominado PAU Cruceiro), lindantes entre Navia, Coia y Bouzas, donde la compañía se hizo con algunos solares y logró un acuerdo con otros propietarios para su adquisición condicionada a la puesta en marcha del proyecto, consiguiendo en total derechos sobre el 40 por ciento de la superficie. El acuerdo estaba prácticamente hecho cuando el gobierno local entrante decidió modificar el PGOM aprobado por la Corporación pero rechazado por la Xunta bipartita, y realizar un cambio sustancial en cuanto al suelo destinado a la construcción de viviendas protegidas en las urbanizaciones por desarrollar: entre ellas ésta de Alcabre, donde se pasó del 20 al 57 por ciento del total (300 pisos sobre un total de 530), lo que añadido al inicio de la crisis resultó mortal para el proyecto.
También el alcalde se apresuró en varias ocasiones a dar por hecha la implantación de IKEA -otra actuación que calificó de ‘estrella’, esta para la creación de 400 empleos-, pero sus portavoces aseguraron que Vigo no entra en sus planes de expansión, ni a corto ni a medio plazo, y fijó en 2015 como el año a partir del cual podría instalarse una nave en algún punto del municipio o su área. El portavoz de la multinacional reconoció que “estudian qué tal funciona la nave de A Coruña” antes de atreverse a abrir un nuevo centro en Galicia. Por último,nada se sabe de Leroy Merlin tras anunciar en Vigo que abrirían una tienda.

Ver noticia original en Atlántico Diario

Comercio, Merece solución , ,